Los problemas solo se pueden resolver afrontándolos. Una alimentación adecuada tiene gran importancia por nutrir y reforzar las defensas orgánicas y por lo tanto, combatir el dichoso, coronavirus.

No es bueno….

  • Hay que evitar por completo los alimentos procesados.
  • Tomar mucho café y refrescos edulcorados.
  • Se deben reducir la carne, mariscos, quesos grasos, la pasta, el pan blanco, bacon, harinas, tomar pocas legumbres, arroz, y poco o nada de alcohol.

Es bueno….

  • 4-5 comidas/día.
  • Beber como mínimo 2l de agua.
  • Los caldos calientes de pollo o vegetales mantienen la temperatura corporal y muchos tienen propiedades anti-inflamatorias y antioxidantes.
  • Infusiones: té verde, jengibre, romero, eucalipto, tomillo…
  • Yogures con frequencia, leche de vaca desnatada o fresca, bebidas vegetales enriquecidas.
  • Frutas como naranjas, kiwis, manzana, fresas, peras, frambuesas… – Verduras; ajo, cebolla, espinacas, calabaza, brócoli, zanahoria, setas….
  • Pescado blanco y azul como el atún.

Estas recomendaciones son muy generales y según la persona que se trate su edad, estado de salud y enfermedades deben adaptarse a cada caso. Olvidarse de actitudes negativas y depresivas. ¡Ánimo y a por los virus malos!