El ayuno intermitente, no es solo comer menos⠀En la actualidad parece que muchas personas viven para comer y esta actitud ha conducido a la epidemia mundial de obesidad y a sus patologías afines.⠀

Por esta razón y dadas las dificultades para perder peso, también hay una orientación contraria que es no comer, ayunar.⠀

El ayuno ha existido en todas las tradiciones, como forma de mejora espiritual a través de un método férreo de disciplina física.⠀

Pero ahora se utiliza como medio para adelgazar y evitar enfermedades.⠀

El ayuno intermitente consiste en reducir las tomas de comida, a 2 o 1 al día y aumentar las horas sin comer. Esto se traduce en formas de ayuno llamadas 16/8, 12/12, 20/4…⠀

También se puede hacer todos los días de la semana o alternos o en fin de semana. El más frecuente es el que consiste en cenar a las 20/21h y no comer hasta las 14h del día siguiente, que sería como el conocido 16/8.⠀

Lo que se toma en el tiempo de comer varía pero suelen ser frutas, verduras, carne, legumbres y siempre con mucha agua.⠀

El adelgazamiento depende del tiempo y cómo se haga, porque se basa en quemar la grasa de reserva y producir cetosis.⠀

Esta es una muy buena fuente de energía pero tarda de 2-5 días para empezar a producirse y es bastante irregular, por lo que se come en los espacio de no ayuno y no desaparece en muchas ocasiones la ansiedad por la comida.⠀

Además, hay carencia de micronutrientes (vitaminas, sales, minerales…) y no suele tener control médico.⠀

También hay que considerar el modo de vida actual con estrés continuo y condiciones muy diferentes a los “ayunos espirituales” propios de otras culturas.⠀

¡Ahora puedes alcanzar tus metas con un seguimiento a través de la consulta online! ⠀⠀