Si nos paramos un segundo a pensar, nos damos cuenta de que hoy está todo informatizado. Los manuscritos pasaron a la historia, los registros ya no se tienen que buscar entre montañas y montañas de archivos, y las historias clínicas quedan recogidas en cómodos programas a los que nuestro médico puede acceder con tan solo un click.

En una sociedad en la que escribimos en un teclado de ordenador, móvil, o tablet, un momento de la historia en el que sabemos lo que está pasando en la otra parte del mundo, y nosotros informamos al mundo entero -incluso a desconocidos- lo que estamos haciendo en tiempo real, era complicado que no llegara el momento en el que las tareas del día a día se actualizaran acorde a nuestro estilo de vida. Por ejemplo, tareas como la de comprar entradas, ir al supermercado, encargar comida, e incluso hacer la declaración de la renta son los quehaceres que nunca habríamos imaginado llevar a cabo frente a un ordenador, mientras que ahora se han convertido en labores habituales online.

Que la medicina diera el paso de empezar con las consultas online era solo cuestión de tiempo. Cada vez que nos encontramos mal, tenemos alguna dolencia o alguna duda en cuanto a nuestra salud, acudimos directamente a los buscadores para buscar nuestros síntomas y, más tarde, dictaminar cuál es nuestro propio diagnóstico, así como los medicamentos que deberíamos tomar para subsanar el problema.

Afortunadamente, con tiempo, hemos aprendido a ser conscientes de la sobreinformación que existe en internet, y las equivocaciones a las que la misma puede llevarnos. Así que en los últimos años, no hemos dejado de consultar nuestros síntomas, pero hemos empezado a consultar también a los profesionales, de forma que se han generado foros e incluso páginas enteras para escribir reseñas sobre doctores de todas las ramas. También se han incrementado la venta de medicamentos comunes por internet.

Ante esta situación, la propuesta de una consulta online es lo más inteligente, para beneficiar al paciente en cuanto a su comodidad, pero también para asegurar el bienestar de éste, sabiendo que quien le está tratando es un profesional.

Casualmente las búsquedas más realizadas a nivel mundial tienen que ver con dietas, perder peso y adelgazar. En internet podemos encontrar desde dietas a base de alcachofas, hasta dietas que prometen hacer que pierdas 10 kg en una semana, y la mayoría de nosotros hemos probado alguna de ellas. Pero la realidad es que somos tan conscientes de que no son buenas, como de que no las vamos a cumplir. Sonará a tópico, pero cada cuerpo es diferente, y por ello cada uno de nosotros necesita una dieta y una rutina distinta al anterior.

El Dr. García Valdés, como experto en nutrición y endocrinología, ha creado una consulta online que permite que el paciente mantenga desde la comodidad de su casa, oficina, o cualquier lugar con conexión a internet, el trato directo con él. Además, es una ventaja tener un trato personalizado y un endocrino y nutricionista online únicamente para ti, ya que te facilitará lograr tus objetivos. La pérdida de peso, o el aumento, la solución a la obesidad y al sobrepeso, se pueden tratar de forma individualizada gracias a las consultas online del Dr. García Valdés.

No dudes en ponerte en contacto con él a través de la consulta online y llegar a cumplir las metas que te habías propuesto. El Dr. García Valdés pondrá a tu disposición una dieta online y un seguimiento para que tu camino sea lo más fácil, llevadero y satisfactorio posible.