Es cierto que muchas mujeres engordan de 2 a 4 kgs en el periodo de la menopausia. Pero este aumento no es consecuencia directa de la disminución de las hormonas de los ovarios.

Durante los años fértiles, las mujeres pueden oscilar 1 o 2 kgs de un día a otro, en relación con los cambios del ciclo hormonal.

Después, esas variaciones suelen desaparecer pero la sintomatología frecuente en la menopausia, con cambios emocionales, sensaciones de calor, cansancio, pueden aumentar las ganas de comer y la ansiedad por el dulce.

Además, se duerme peor, es frecuente el sedentarismo, la sensación de estar hinchada y poco a poco el metabolismo se hace más lento.

También, se coge peso de forma diferente, y se acumula en el cinturón abdominal por la acción de las hormonas de tipo masculino.

Todo esto va asociado a un estilo de vida estresante.

Y el resultado es el aumento de peso y una autoestima baja.

Pero todo tiene solución por medio de:

  1. Cambios en la forma de vida
  2. Ayuda nutricional especializada.

Consulta con el Endocrino Dr. García Vadés