La Navidad, una época de grandes comilonas, como si en países como España no hubiera sobreabundancia de alimentos, todos los días y a todas horas, con la excepción de grupos pequeños de población.

Además, parece que la Navidad no son tres o cuatro días señalados por costumbres religiosas o tradicionales, si no desde noviembre, cuando se ponen “las luces de Navidad” hasta después de Reyes.

Todo esto es bastante absurdo y viene de épocas anteriores con carencia de alimentos. Y además, no es bueno para nuestra salud.

Hay que vivir muchos años y disfrutar de la vida sin tantas medicaciones y ese debe ser el objetivo para todos. Por eso, encantadores comilones, se impone más austeridad alimenticia!!

Yo estoy para ayudaros!

El Dr. García Valdés, podrá aconsejarte y guiarte para conseguir tus resultados mediante una dieta personalizada y a tu medida.