Cuando se habla sobre estilo de vida saludable solemos asociarlo con dietas estrictas y austeras rutinas de ejercicio, pero la realidad es que con cambiar algunos pequeños hábitos de nuestra rutina diaria podremos realizar grandes cambios en nuestro cuerpo, mente y estaremos más llenos de energía durante el día.

En nuestra consulta online explicamos métodos como: 

  1. Mantente hidratado

Beber al menos 3 litros de agua al día es imprescindible para nuestro organismo, aunque no lo creais solo el 20% de la población mundial toma la cantidad de agua necesaria al día. Beber suficiente agua ayudará a vuestro organismo a funcionar de mejor forma, se eliminan toxinas, aceleramos el metabolismo y mantenemos más hidratada nuestra piel.

 

  1. Muévete más

A veces la rutina diaria incluye muchas horas sentados frente al ordenador, o no nos permite invertir tiempo en un gimnasio o una actividad física de alto rendimiento. ¡No os preocupeis! la solución está en aprovechar cada momento para moverse un poco más. Por ejemplo, puedes ir caminando a tu trabajo, subir las escaleras en lugar del elevador, jugar con tus hijos un rato en el jardín o incluso poner música y bailar un poco mientras se hacen  los deberes del hogar.

 

  1. Reserva el alcohol para ocasiones especiales

El alcohol se traduce en calorías vacías, lo  que quiere decir que no tienen ningún tipo de nutriente que el cuerpo pueda aprovechar para convertirlo en energía. Pasarse de copas podría agotar la cuota necesaria de calorías en un día, así que es mejor reservar esos tragos para días especiales pero siempre con moderación.

 

Estos son algunas costumbres que podéis ir sumando a tu rutina diaria para mejorar tu estilo de vida progresivamente, para enterarte de más ,mantente conectado