Nunca es agradable cuando uno termina de comer, y a las horas, nota que empieza a «repetirle» la comida. Un gusto extraño y un poco desagradable que ya nos acompaña durante el resto del día. Pero, aunque casi seguro cada persona tiene ese típico alimento que le sienta un poco peor que otros, sí hay alimentos que, dadas sus características, tienden a generar este fenómeno.

«Algunos alimentos contienen algunos elementos químicos (siendo el azufre el más característico) que durante el proceso de la digestión dan lugar a compuestos volátiles sulfurados. Estos “gases” estimulan los receptores de los sentidos del gusto y olfato en la nariz y la lengua, y por ello “repiten”», explica el doctor Eduardo Montero, socio titular especialista de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) y profesor asociado de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

¿Qué alimentos repiten más?

Dentro de esta lista de alimentos, encontramos vegetales como el ajo, la cebolla o los pimientos, así como el café, y otros alimentos especiados, del estilo de algunos embutidos como el chorizo, el salchichón o la morcilla. También, el doctor Alberto García Valdés, endocrino miembro de Top Doctor, comenta que, hay ciertos alimentos que en general, nos sientan mal, y pueden afectar al estómago, con este efecto de «repetir» del que hablamos u otras dolencias. «Es mejor eliminar, o consumir con poca frecuencia, alimentos fritos, ricos en mantequilla, los alimentos procesados con aditivos, o la grasa de cerdo, así como las bebidas alcohólicas. «También, cada uno debe hacer una revisión de su dieta, pues hay a quienes también afectan verduras como la coliflor o el repollo», explica el endocrino.

Comenta el doctor Montero que «no hay evidencia científica clara y directa que nos diga que hay personas que tengan más susceptibilidad a que les “repita” la comida». Aun así, explica que aquellas personas que experimentan reflujo gastroesofágico, aquellos que desarrollan más “gases”, o aquellos que siguen dietas más ricas en los productos anteriormente mencionados, puede que experimenten con más frecuencia este fenómeno.

Consejos para evitarlo

«Es importante resaltar que estamos hablando de lo que puedan “repetir” los alimentos, y no de la halitosis, que en el 90% de los casos es de origen intraoral, que no extraoral», apunta el periodoncista.

El doctor García Valdés, por su parte, explica que si nos cae mal la comida en el estómago, o nos «repite» con frecuencia, lo que debemos hacer es revisar nuestra dieta y eliminar todos los alimentos que nos producen estos efectos. También, apunta la influencia que tiene nuestro sistema nervioso en el estómago. «Nuestro estómago está rodeado de terminaciones nerviosas; el aparato digestivo está conectado con nuestro cerebro, y hay que tenerlo en cuenta», apunta. Por ello, dice que el estrés y los nervios pueden ser los causantes de los problemas digestivos.

Ya hablando de manera específica de evitar que nos «repitan» las comidas, el doctor Montero recomienda cocinar estos alimentos más proclives a generar este efecto, pues así «parece que “repiten” menos». También, recomienda cuidar el exceso en la dieta de estos alimentos ya mencionados, así como y cuidar la ingesta de gases, pues las bebidas carbonatadas incrementan la posibilidad de regurgitaciones.